Reseña

Equipo

El 30 de junio de 1980, se inaugura el primer Museo del Cuerpo de Bomberos de Santiago, denominado “José Luis Claro”. Ubicado en las dependencias del Cuartel General, en la calle Santo Domingo, se componía de dos salas, donde se exhibían fotografías de material mayor, acuarelas de uniformes, equipos antiguos, cascos y piezas de material menor, como pitones, mangueras, llaves, entre otros.

El objetivo era uno solo: destacar la importancia de los servicios prestado por los Bomberos a la ciudad y al país en el siglo XIX.

Equipo

Otra dependencia destacada del Museo era el rincón internacional, donde se presentaban cascos, insignias y distintivos de los Cuerpo de bomberos de Alemania, Gran Bretaña, Suiza, Estado Unidos y Nueva Zelanda principalmente.

El Museo funcionó hasta el año 2010, fecha en que el terremoto afectó gravemente las instalaciones del Cuartel General, quedando las salas de exhibición completamente destruidas.

Equipo

Con el proyecto Legado Bicententario, se pudo restaurar y rehabilitar parte de las dependencias Cuartel General. Sin embargo, las salas relacionadas con el Museo no pudieron ser recuperadas. De esta manera, gracias a un aporte del Gobierno Regional Metropolitano, se inicia el proceso de restauración del Museo, que incluyó la plaza “Alfredo Santa María”. Así, a finales del año 2015 se terminó la obra gruesa.

De forma simultánea, desde el año 2013, empezaron los trabajos en la nueva museografía: se realizó el guión, se diseñó el mobiliario y gráfica, se realizó la conservación y restauración de las colecciones, con el fin de inaugurar el Museo de Bomberos de Santiago (MUBO), bajo los mejores estándares de calidad y servicio al público.